Un modelo para el proceso de la comunicación

Descripción de un modelo para el proceso de la comunicaición. El paradigma de Lasswell. Concepto de público masivo.

Un modelo para el proceso de comunicación

Cuando decimos que el concepto de comunicación se refiere a un proceso nos referimos a un fenómeno que presenta continuación a lo largo del tiempo. Dentro de este concepto cabe entonces esperar una situación dinámica es decir que las relaciones que se establecen se transforman continuamente en un permanente devenir. Los componentes de un proceso "interaccionan" ya que cada una de las partes influye sobre las demás.

La teoría de la comunicación refleja así un concepto de proceso. No es posible aceptar que los acontecimientos y/o componentes puedan ser separados de otro hecho o componente. No se puede, por lo tanto, hablar del principio o del final de la comunicación o determinar que una idea en especial proviene de una fuente específica porque la comunicación se produce de un solo modo.

Sólo una vez que tenemos bien definido el concepto de comunicación como un proceso podemos iniciar el estudio de los distintos componentes que integran el modelo del proceso de comunicación.

Los componentes de la comunicación

Podemos decir que toda comunicación humana tiene alguna fuente, es decir, alguna persona o grupo de personas con el objetivo y la razón necesaria para establecer una comunicación. A partir de este punto surge la necesidad de un segundo componente.

El propósito de la fuente requiere ser expresado en forma de mensaje. La traducción de las ideas de la fuente en un mensaje requiere de las funciones encodificadoras, asumidas por el emisor del proceso. En la comunicación humana las funciones ecnondificadoras pueden ser consideradas como una conducta física ya que implica acciones fisiológicas y motoras (intelectuales). En el caso de los mensajes masivos, se requiere de tecnologías especializadas.

La fuente y el emisor, a menudo pueden coincidir, pero en otros casos representan dimensiones totalmente diferentes.

El mensaje, es el contenido expresado y el medio o canal el vehículo por el cual se conduce el mensaje. La función decodificadora es el proceso inverso que realizara el emisor y es asumido por el receptor del mensaje. Finalmente, el receptor, que es quien recibe, puede transformarse en un nuevo emisor iniciando el "feed-back" o retroalimentación del sistema a través de lo cual se confirma la dinámica del proceso.

Esta descripción es naturalmente, una simplificación del proceso de la comunicación cuya finalidad es claramente didáctica. En el plano real se trata de un sistema mucho más complejo en el cual existen redes de mensajes superpuesto y paralelos que se influyen entre sí y que hacen a la naturaleza dinámica de la comunicación.

Fidelidad y ruido

Los conceptos de fidelidad y ruido guardan una estrecha relación con el concepto de comunicación. Hemos visto que existe siempre un propósito, una intención en quien inicia la comunicación, y ello, a su vez, producirá una respuesta. Esto significará que todo comunicador (emisor) esperará que su mensaje llegue de modo tal que cause la respuesta deseada. Decimos entonces que existe fidelidad en el proceso de la comunicación cuando aquel que interpreta el mensaje, lo realiza con una precisión absoluta.

El concepto de ruido se introduce a partir de la comunicación mediante tecnología electrónica. El ruido es así una interferencia que dificulta que los mensajes lleguen adecuadamente distorsionando la calidad habitual de una señal. De este modo entendemos que fidelidad y ruido son dos aspectos contrapuesto de un mismo fenómeno:

A mayor ruido menor fidelidad
A menor ruido mayor fidelidad

Desde la perspectiva del emisor, existen cuatro factores que pueden contribuir a aumentar la fidelidad en un mensaje, estos son:

1. Habilidades en la comunicación: Éstas son hablar y escribir (encodificadoras) y leer y escuchar (decodificadoras), la cuarta habilidad es la capacidad de comprender o reflexionar, si bien esta última habilidad no es necesaria para el proceso de codificación-decodificación resulta esencial está implícita en el propósito comunicacional.

2. Las actitudes: Afectan el modo en que el emisor se comunica. La actitud influye en relación al emisor en sí mismo, en relación al tema que se ocupa, y hacia el receptor al que se dirige

3. Nivel de conocimiento: No se puede comunicar lo que no se sabe. Naturalmente cuando mayor sea el conocimiento respecto al tema que ocupa el mensaje mayor sera la fidelidad del mismo.

4. Sistema sociocultural: Todos aquellos grupos a los cuales pertenece el emisor le han dado valores y normas que ha incorporado. El emisor posee una percepción propia del sitio que ocupa en el mundo social y esta percepción influirá en su conducta comunicacional.

Si consideramos estos mismos factores desde el punto de vista del receptor observaremos que son los mismos factores de los cuales depende la fidelidad del mensaje. Hemos visto que la comunicación es un proceso dinámico dado que los roles de emisor y receptor se invierten y retroalimentan.

También pueden existir casos de ruido en el canal. Es el caso tradicional de interferencias externas al proceso de comunicación. Imaginemos una pareja en una bailando en una fiesta. El muchacho le pregunta algo a su compañera, pero el volumen de la música es tan elevado que no pueden llegar a entenderse.

El Paradigma de Lasswell

En 1948, Lasswell resumió con precisión dos orientaciones sociológicas a propósito del estudio de los efectos de la comunicación, cuyo contenido estudiaremos más adelante.

Lasswell estableció que una forma conveniente de escribir un acto de comunicación es a través de la respuesta a las siguientes preguntas:

¿Quién?
¿Qué dice?
¿Por dónde?
¿A quién?
¿Con qué efecto?

Este paradigma permite analizar con mayor exactitud quiénes están interviniendo en el proceso de la comunicación y cuál es la situación particular en la que están involucrados sin olvidar la naturaleza dinámica de la comunicación.

Clases de comunicación

La comunicación se clasifica principalmente en dos modalidades: interpersonal y colectiva. Mientras que en la primera existe solamente un grupo reducido de receptores, en la comunicación colectiva existe una recepción masiva del mensaje lo cual supone un grupo grande heterogéneo y anónimo. La comunicación interpersonal es directa, ya que tanto el emisor como el receptor comparten el espacio-tiempo, lo cual no sucede en la comunicación colectiva, imaginemos para ello un canal de TV con su elenco de actores y periodistas, y una familia que se dispone a ver "Telenoche" por canal 13.

Otro punto importante a considerar respecto a las clases de comunicación surge de la posibilidad de respuesta inmediata. Hemos visto que la naturaleza dinámica del proceso de comunicación está dada por la existencia de roles intercambiables entre ambas puntas del proceso. Pero la comunicación colectiva se diferencia de la interpersonal precisamente por la complejidad de los mecanismos que posibilitan la respuesta. Consideremos el caso de una telenovela que se emite por TV. El público recibe los mensajes aparentemente en forma pasiva. Sin embargo, el rating , no favorece al programa y los anunciantes comienzan a recortar sus pautas comerciales. El productor de la telenovela se preocupa y contrata a una consultora de investigación de mercados para realizar un estudio que determine las causas del alejamiento de la audiencia. Finalmente, la investigación establece que el público encuentra que la historia se ha tornado reiterativa y poco creíble. El productor conversa con el autor y le solicita que introduzca cambios en la historia a la medida de la demanda del público. Finalmente lo realiza y la audiencia lentamente vuelve a los niveles iniciales. Esto supone, naturalmente un feed-back sumamente lento.

Por otra parte, la comunicación interpersonal es privada, el receptor es elegido previamente por el emisor. Mientras que en la colectiva, la comunicación es totalmente abierta a quienes quieran recibir los mensajes.

El concepto de "masa"

"(La masa) en el pensamiento social ha tenido y sigue teniendo significados tanto positivos como negativos. El significado negativo procede de utilizar el término para referirse al populacho o multitud, en especial a la masa de los ignorantes e ingobernables. Masa connota falta de cultura, de inteligencia e incluso de racionalidad. En el sentido positivo, sobre todo en la tradición socialista, connota la fuerza y la solidaridad del pueblo llano trabajador cuando se organiza unitariamente con fines políticos. (...) La diferencia, pues, es ante todo de opinión, Su pertinencia para la comunicación de masas procede sobre todo de que indica la producción múltiple o masiva y el gran tamaño del público a que alcanzan los medios de comunicación de masas. Uno de sus sentidos originales también contiene la idea de colectividad amorfa en la que es difícil distinguir los elementos que la componen. El diccionario Oxford abreviado define la masa como un 'agregado en el que se pierde la individualidad' y esta definición se aproxima al sentido que los sociólogos han asignado a la palabra sobre todo cuando se aplica a las audiencias.

Herbert Blumer dio una definición original y lo hizo, en parte, valiéndose del conjunto de contrastes con otras clases de colectividades que se encuentran en la vida social, en especial el 'grupo', la 'multitud' y el 'público'. En el pequeño grupo, todos los miembros se conocen entre sí, están enterados de su mutua pertenencia, comparten los mismos valores, tienen una determinada estructura de relaciones, que es estable en el tiempo, y se influyen entre sí para alcanzar algún objetivo. La multitud es mayor, aunque sigue sin desbordar los límites constatables de un espacio concreto, pero es provisional y rara vez se reconstruye con la misma composición. Puede poseer un alto grado de identidad y compartir el mismo estado de ánimo, pero por regla general no hay ninguna estructura ni orden que organice su composición moral o social. Sus miembros son iguales, pero se confunden momentáneamente formando parte de un acontecimiento en curso, que es lo que le ha hecho constituirse en multitud y lo que la mantiene así. Es capaz de actuar pero sus acciones suelen considerase de carácter emocional y afectivo, y quizá también de tipo irracional. En el caso de la tercera colectividad que menciona Blumer, el público, lo probable es que sea bastante grande, muy dispersa y duradera. Tiende a configurarse alrededor de una cuestión o de una causa de la vida pública y su principal objetivo consiste en manifestar un interés u opinión y en conseguir un cambio político. Es un elemento esencial de las instituciones democráticas de participación, basadas en el ideal del discurso racional dentro de un sistema político abierto y que muchas veces contienen el sector 'informado' de la población. El nacimiento del público caracteriza a las modernas democracias liberales (...)

El término 'masa' recoge varios rasgos del nuevo público o audiencia del cine y la radio que faltaban o no quedan enlazados en ninguno de los tres conceptos existentes. Esta audiencia solía ser muy grande; más grande que la mayor parte los grupos, multitudes o públicos. Era extraordinariamente dispersa y sus miembros no se conocían entre sí por regla general ni tampoco eran conocidos por quien daba lugar a su existencia. Carecía de autoconciencia y de autoidentidad y era incapaz de actuar conjuntamente de forma organizada para alcanzar sus objetivos. Se caracterizaba por una composición cambiante dentro de límites también cambiantes. Era heterogénea, al constar de gran número de personas de todos los estratos sociales y grupos demográficos, pero homogénea en su conducta de elegir un determinado objeto de interés y en la percepción de aquellos a los que les gustaría 'manipularla'. La audiencia de los medios de comunicación de masas no es la única formación social que puede caracterizarse de esta manera u otra similar, puesto que la palabra se aplica a veces al 'mercado de masas' de los consumidores o a las 'masas electorales. " (McQUAIL, Denis, Introducción a la teoría de la comunicación de masas, Paidós Comunicación, Barcelona, 1983)

Ver tambien...
 
 
comparte esta página en:

© Copyright 1999-2014 idoneos.com | Política de Privacidad